El Presupuesto en la empresa

Un presupuesto lo podemos definir como el cálculo, exposición, planificación y formulación anticipada de los gastos e ingresos de una actividad económica. Esto permite a las empresas establecer prioridades y evaluar la consecución de sus objetivos. Por tanto es muy importante realizar un buen presupuesto y convertirlo en una herramienta fundamental, que proporciona un plan de acción tanto para los planes a largo plazo como para las acciones diarias, ayudando a controlar los gastos, a identificar las señales de alerta y a lograr el rendimiento de un negocio.

Para realizar un buen presupuesto, hay que tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Los gastos fijos
  • Los gastos variables
  • El punto de equilibrio

Los gastos fijos son aquellos en los que incurre una empresa y que no dependen del volumen de actividad, es decir estos gastos se mantienen en la empresa aunque esta deje de producir bienes y servicios. Un ejemplo de estos, son los costes recurrentes como los gastos de alquiler, suministros, licencias o la seguridad social o aquellos que tienen un carácter puntual como los de reparaciones o conservaciones.

Por otro lado, están los gastos variables, que son los que dependen directamente de la actividad productiva, de forma que a medida que aumenta la producción, también aumentan estos gastos. Un ejemplo de ellos, son alas compras de materias primas, productos semiterminados o terminados, servicios subcontratados, gastos de transporte o descuentos sobre ventas.

Analizados los tipos de costes que vamos a tener, también es fundamental conocer el punto de equilibrio, el cual va a determinar el nivel de ventas necesarias para cubrir los costes totales, es decir el nivel de ingresos que cubre los costes fijos y los costes variables.

Esta información nos indica cual debe ser el volumen de ventas necesario para no tener pérdidas y será el punto de referencia para conocer cuánto se tiene que vender para alcanzar la cifra esperada de ganancias.

También es importante a la hora de elaborar un presupuesto, si fuese posible, analizar los datos de los años anteriores, al menos de los dos últimos, prestando atención a las variaciones estacionales.

Una condición imprescindible para que un presupuesto se útil es que sea realista y debe ser analizado a lo largo del ejercicio económico, ajustándose de forma periódica y reflejando los cambios en función de los objetivos y del entorno económico.

Por tanto, crear un presupuesto es una de las decisiones más importantes en la planificación financiera de una empresa, siendo una herramienta útil para todos, incluyendo a los empleados, los cuales a través del mismo, conocerán cuáles son sus objetivos y cómo se planea alcanzarlos.

Kubbos puede ayudarte a gestionar tu negocio tanto si eres autónomo como empresa desde solo 9€ al mes y desde cualquier lugar con una conexión a Internet.

Si quieres conocer todas las ventajas de Kubbosponte en contacto con nosotros

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con (*) son requeridos




This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.