¿Cueces o enriqueces?

kubbos_tablet-cloud

El término Cloud Computing es algo de lo que se oye hablar cada vez más. Y no sólo en el ámbito empresarial sino también en el personal. Porque parece que el cloud es el concepto de moda y no eres nadie si no “estás en la nube”. De hecho, es muy común oir eso de “Ah pero, ¿no usas Dropbox? Pues es muy útil”. Y sí, es verdad, lo servicios de almacenamientos online son muy útiles… si se les sabe sacar partido, porque utilizarlos sólo como un pendrive virtual es limitar mucho su uso dadas las posibilidades que ofrece.

Pero es que la nube es más, mucho más. Creer que usando algún servicio de almacenamiento online ya nos movemos en el mundo cloud es como creernos fotógrafos profesionales al aplicar un filtro sepia a las fotos tomadas con el móvil. Aunque, en el sentido estricto, sí usamos la nube, pero de una forma muy limitada.

De hecho, todavía muchos usuarios de Internet desconocen que llevan años en el mundillo cloud. Sí, años. ¿Desde cuándo tienes un correo electrónico? ¿No has pensado nunca dónde se almacenan todos esos correos y archivos adjuntos que recibes? ¿Cómo es posible que puedas acceder a tu correo desde cualquier ordenador?

Bien pues, además de ser la puerta de entrada al universo cloud para muchos usuarios, el correo electrónico resume fácilmente muchas de las ventajas que ofrece esta tecnología. Para empezar es multidispositivo, lo que significa que puedes acceder a él desde cualquier gadget que esté conectado a Internet: PC, portátil, tableta o smartphone. Y todo aquello que modifiques desde uno de ellos aparecerá cambiado en el resto. Este aspecto, extrapolado al resto del mundo cloud, es muy útil para trabajar en equipo. Varias personas trabajando sobre un mismo archivo y siempre se dispone de la versión más reciente de éste.

Y puesto que sólo necesitas una conexión a Internet, deja de ser importante dónde estés ubicado. Traducción al mundo profesional: puedes trabajar desde casa. Si en tu empresa utilizáis un software alojado en la nube, no es necesario ir al ordenador de tu oficina para trabajar. Puedes hacerlo desde donde quieras, de la misma manera que puedes acceder a tu correo desde cualquier ordenador.

Es decir, puedes usar la nube como almacén virtual de datos, pero también existen miles (y cada vez más) softwares que corren en la nube y que no es necesario instalar en un ordenador. Sólo se necesita un usuario y una clave (sí, como en el correo) y listo. Además, estos programas están adaptados a las necesidades del consumidor. ¿Por qué una empresa pequeña iba a necesitar lo mismo que una multinacional? Así se ahorra en costes, ya que se paga sólo por lo que se usa. Y todo sin preocuparse por actualizar a la versión más reciente ni preocupándose por el mantenimiento.

¿Y es seguro? Sí, lo es, pero creer que la seguridad depende únicamente del proveedor de los servicios cloud es un gran error. Los usuarios somos parte activa de nuestra propia seguridad, lo que significa que debemos usar claves robustas y cambiarlas cada cierto tiempo. Y eso de usar siempre la misma para todo también es un error tremendo.

Así, como vemos, la nube es mucho más que almacenar datos. Todo un ecosistema creciente de softwares y aplicaciones que podemos utilizar, fácil y rápidamente. De modo que ¿cueces o enriqueces?

Image courtesy of Nutdanai / FreeDigitalPhotos.net

Hay muchos beneficios de una buena vida. Pero Вїnos pueden ayudar las drogas? Para comprar remedios en lГ­nea de un sitio web de buena reputaciГіn es seguro. Como muchos otros medicamentos, Kamagra se clasifica segГєn su ingrediente principal. Mucha gente considera sobre “kamagra oral jelly 100mg“. ВїCuГЎl es la informaciГіn mГЎs importante que debe leer acerca de “Kamagra Oral Jelly en el Reino Unido“? No se olvide, considere “comprar kamagra oral jelly 100mg“. Por Гєltimo, hay algunas de las posibles explicaciones y los mГ©dicos son en su mayorГ­a capaces de identificar su problema a travГ©s de pruebas biolГіgicas. Probablemente ya ha leГ­do que cualquier remedio tiene efectos secundarios. El profesional de la salud tiene que resolver quГ© dosis es mejor para usted. En caso de sobredosis, deben adoptarse medidas de apoyo periГіdicas segГєn sea necesario.

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con (*) son requeridos