Falsos mitos sobre las contraseñas

Hoy vamos a hablar de algunas falsas ideas que circulan en torno a la seguridad de las contraseñas. Nadie duda de la necesidad de usar contraseñas complejas a fin de que sea lo más difícil posible descifrarlas. Sin embargo, un mito bastante extendido es el de cambiar de contraseña cada cierto tiempo. De hecho, es bastante típico escuchar a alguien que dice: “Yo cambio mis contraseñas todos los meses“. ¿Es esto correcto? ¿De verdad dificulta la acción de los hackers? Algunos expertos opinan que esta práctica sólo es efectiva si lo hacemos de forma completamente aleatoria, y no preestablecida como suele ocurrir.

Y es que éste es uno de los mitos sobre contraseñas más extendidos, incluso entre los integrantes de equipos de TI. Así, muchos expertos recomiendan cambiar de forma regular nuestras contraseñas para evitar que sean conocidas por los hackers y, por tanto, nuestro sistema pueda ser atacado.

Pero la verdad es que, en realidad, no se sabe de dónde salió este mito o si se trata de un buen consejo aplicable a todos los usuarios. De hecho, investigaciones recientes sugieren que el cambio periódico de contraseñas puede no ser útil. En este sentido, las investigaciones indican que si se implementa un sistema de caducidad de contraseñas, debemos hacerlo de forma aleatoria y nunca con un sistema regular fijo, como 90 días (lo más habitual) o cada X meses, ya que esto no sólo no funciona para detener a los hackers sino que les proporciona un mecanismo más para atacar a la empresa.

Por otro lado, como decíamos al principio, las contraseñas complejas son más seguras, por lo que no sería mala idea utilizar un sistema para generar contraseñas complejas basado en el azar, y así evitar que sean descifradas con facilidad. Ahora bien, ¿no existen otras formas de conseguir la misma seguridad y, al mismo tiempo, evitar las complicaciones que este tipo de contraseñas provoca a los usuarios?

Porque, si bien es verdad que las contraseñas completamente aleatorias pueden ser fuertes, también tienen, por otro lado, varias desventajas: generalmente son difíciles de recordar y más lentas de escribir.

Y es que, en realidad, es muy fácil crear contraseñas que sean tan fuertes como las aleatorias pero mucho más fáciles de recordar mediante el uso de algunas técnicas simples. Por ejemplo, aquellas contraseñas que tengan por lo menos 14 caracteres de longitud, que empleen mayúsculas y minúsculas, números y símbolos, suelen ser bastante fuertes y, para recordarla, podemos inventar una frase que nos ayude.

¿Qué os parece? ¿Caéis en alguno de estos mitos?

Free images from FreeDigitalPhotos.net

Hay muchos beneficios de una buena vida. Pero Вїnos pueden ayudar las drogas? Para comprar remedios en lГ­nea de un sitio web de buena reputaciГіn es seguro. Como muchos otros medicamentos, Kamagra se clasifica segГєn su ingrediente principal. Mucha gente considera sobre “kamagra oral jelly 100mg“. ВїCuГЎl es la informaciГіn mГЎs importante que debe leer acerca de “Kamagra Oral Jelly en el Reino Unido“? No se olvide, considere “comprar kamagra oral jelly 100mg“. Por Гєltimo, hay algunas de las posibles explicaciones y los mГ©dicos son en su mayorГ­a capaces de identificar su problema a travГ©s de pruebas biolГіgicas. Probablemente ya ha leГ­do que cualquier remedio tiene efectos secundarios. El profesional de la salud tiene que resolver quГ© dosis es mejor para usted. En caso de sobredosis, deben adoptarse medidas de apoyo periГіdicas segГєn sea necesario.

Escribir un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados con (*) son requeridos




This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.